Finalizando el acondicionamiento interior, Instituto Miguel Altuna